Carrito  

Sin producto

Transporte $0
Total $0

Confirmar

Categorías

Buscar

La verdad es que nunca me cuestioné el uso de los pañales desechables, hasta que mientras esperábamos a nuestro primer hijo, mi marido buscó el precio y tipo de pañales en internet y casualmente encontró unos "pañales ecológicos". Nos interesó el tema y empezamos a informarnos. Recién ahí me di cuenta de lo mucho que contaminan los pañales desechables y decidimos que haríamos el intento de usar pañales mas ecológicos.
Al principio probamos pañales nacionales y extranjeros de distintas marcas pero finalmente nos quedamos con  el sistema de dos piezas, pañal y cobertor y hemos tenido  muy buenos resultados. Cuando comento con otras personas que nuestro hijo usa pañales de género se sorprenden y comentan que es bueno pero "dan tanto trabajo", pero la verdad es que son muy sencillos de usar y lavar y hasta ahora no han significado una carga significativa de trabajo doméstico.
Haber optado por estos pañales nos da la satisfacción de saber que no estamos cooperando con las toneladas de pañales desechables que contaminan diariamente nuestro medio ambiente, además nuestro hijo está cómodo y nos estamos ahorrando mucho dinero.
Los recomiendo con toda seguridad.
Ana Carstens (Valdivia)

Con Mauricio esperamos la llegada de nuestra primera hija recién a los 35 años, más "maduritos" e intentando ser un poco más concientes sobre los cuidados que requiere nuestro entorno. Así fue como averiguamos en Internet sobre los pañales de algodón orgánico y reutilizables de BB Organico y un par de meses antes de que naciera la Rafaela compramos un pack de dos piezas, el que empezamos a usar cuando ella tenía alrededor de los 2 meses. Ahora tiene 4 meses y medio y hemos andado súper bien... y muy orgullosos les comentamos y se los mostramos a nuestros familiares, amigos y hasta a los compañeros de trabajo, y ya un par de conocidos que pretenden probarlos también con sus guaguitas que vienen en camino. Los usamos y recomendamos porque son mucho más baratos, menos contaminantes y más sanos para nuestra hijita. Buena suerte y sigan adelante con esta iniciativa!!!
Constanza Yáñez G. (Ñuñoa)

 

 

Cuando estaba embarazada ya me preocupaba la cantidad de contaminación que mi Ignacio involuntariamente produciría con los pañales desechables. Había leído y visto varios artículos sobre los pañales ecológicos, y al mes que nació Ignacio empecé a probar las diferentes alternativas que había en el mercado local, así llegué a BB Orgánico y me convertí en cliente frecuente ya que tiene todo lo que necesito para mi guagua y para no contaminar el medio ambiente.

De a poco fui probando algunos productos tanto para Ignacio como para mí, Para mi hijo probé los Pañales Todo en uno, comodísimos y prácticos, luego probé los absorbentes para todo en uno, los absorbentes de franela, todo para agregar mas absorción. Seguí con las láminas de papel, que facilitan la limpieza del pañal, después probé los cobertores de pañal que realmente no se pasan y eso que probé después de que pasaron casi 5 horas y ni intento de pasarse, probé los dos tipos, los Imse Vimse y los Solo PUL que son mas económicos y solo son dos tallas, son simples y fáciles de usar.

Los productos femeninos como los absorbentes de leche y los protectores diarios son de excelente calidad  y las Polainas son preciosas, sobre todo para tener a las guaguas abrigadas pero con las patitas al aire cuando hace un poco de calor y cuando sean mas grandes los protegen cuando gatean.

Los productos son realmente muy buenos y los precios en comparación con lo que cuesta este tipo de productos en todo el mundo son bastante razonables.
En resumen, Ignacio y yo aportamos al medio ambiente sin utilizar pañales desechables que no se degradarían hasta 5 generaciones después de nosotros. Además abaratamos costos de manera significativa, el ahorro puede ser de hasta un 60 a 70% en el primer hijo, y en el segundo el ahorro es de un 100% ya que reutilizas los pañales de tu primer hijo.

Recomiendo estos productos de todas maneras, además el proceso de compra es muy rápido, fácil,  y los productos llegan rapidísimo.
Maria Jose Valenzuela, Ignacio Rojas Valenzuela (Vitacura)

 

Empezamos a usar los pañales imse vimse con nuestro hijo Manu cuando él cumplió los dos meses, porque como es flaco y largote antes le quedaban un poco sueltos. Ahora ya tiene seis meses, y en este tiempo, salvo unas muy pocas emergencias, nunca mas usamos los desechables y la verdad es que nuestra experiencia ha sido muy buena, Mucha gente se espanta cuando les comentamos que estamos usando pañales de tela, pero cómo?, que lata, la media pega, que asco, etc etc etc, pero en realidad es mucho menos terrible de lo que piensan, son solo cinco minutos mas en cada muda, para enjuagar el pañal en el lavamanos y dejarlo en una palangana remojando y una vez que los bebes empiezan a comer papilla, la caca es mas solida y se queda casi toda en la toallita de papel, asique el enjuage es mas rapido todavia. Al principio te puede tomar un par de minutos más ponerle el pañal, pero rápidamente se aprende y resulta bastante fácil.
A él parecen gustarle también, casi nunca tiene el poto cocido (y cuando le ha pasado ha sido muy leve y más que nada por esperar mucho rato) ni jamás a tenido otros problemas como hongos o algo así, al contrario, se le nota cómodo, sano y contento.
Si lo pensamos, el pequeño esfuerzo extra está más que recompensado por el gran impacto ecologico positivo que significa dejar de botar kilos de plastico cada dia a la basura, y considerando además que a la larga dejar de comprar los desechables implica tambien un gran ahorro (amigos nuestros que usan desechables han gastado las mismas lucas que nosotros pero en solo nueve meses, mientras nosotros ya no tenemos que volver a gastar casi nada mas, sin contar que para el proximo bebe ya estamos listos), entonces resulta totalmente recomendable. A fin de cuentas, todos nosotros crecimos asi, no hay nada tan diferente ni complicado, de hecho, es bastante mas fácil que los de antes.
Alvaro Reyes y Angela, padres de Manu (Valparaíso)

Uso los pañales de tela Imse Vimse, (con cobertores separados) con mi hijo menor desde que tenía 2 meses (ahora tiene 9) y nos encantan. Para el día usamos de franela y para la noche de toalla con absorventes (y pasa toda la noche sin pasarse). A medida que los usa, los vamos dejando en el lavadero en una palangana con tapa y no molestan nada. Cuando era más chico mojaba muchos pañales diarios (8-9) y teniamos que lavar todos los dias. Pero desde los 6 meses mas o menos que ocupa 4-5 diarios, así que lavamos cada 2 o 3 días. El lavado se seca durante la mañana al sol y listo. Nosotros escogimos esta opción por el tema ecológico principalmente, y aunque es un poco más de trabajo que los pañales desechables, en comparación con todo el resto del trabajo que da una guagua, esto es realmente mínimo. Además sale mucho menos basura y menos tóxica. También uso los absorventes orgánicos, el bolso para llevar los pañales sucios, los papeles delgaditos para las deposiciones y los baby legs. Todo super bien.
Francisca Muñoz, mamá de Lautaro (Santiago)

Estoy feliz. Atine recién con mi terer hijo. Contaminé la tierra dos ves con los anteriores y eso me duele. Lo cargo en mi consciencia. Pero ahora veo las caritas de mis hijos más grandes y cómo se alegran de estar ayudando a limpiar la  Tierra. Es tan buena la energía de  volver a usar los mismos pañales y dejar poca huella.
Aprendí que los hábitos los fija la fuerza etérica, la fuerza de  vida, y usar pañales de algodón es un hábito. Un hábito limpio y generoso.
Es fácil, limpio, y qué suerte para tu guaguita no le pones  plástico en su piel, qué alegría. Gracias Fabiola por este regalo y mostrarnos el camino de cómo darle lo mejor a nuestros hijos y a nuestra querida y amada Tierra donde nuestros niñitos divinos van a crecer.
Lorena Ríos (Providencia)


Muchas gracias por tu preocupación... la verdad es que con mi marido estamos muy contetos con los pañales, obviamente ya los usé, Agustín durmió toda la noche con ellos, le puse el absorbente y el cobertor, debo reconocer que en la mañana cuando lo fui a ver temí por un momento que estuviera con su pijama mojado, como me sucedía casi siempre. Pero nada, su pijama ultra sequito.  Los estoy lavando con agua fría y muy poquito detergente y en el enjuague le pongo un poquito de vinagre, hasta el momento todo bien, estoy feliz!!!!

Nathaly Heresy (Maipú)


Diseñado por Gutie.cl